fbpx

Nómadas digitales: los beneficios del trabajo remoto para empresas y profesionales

El trabajo remoto y el “nomadismo” digital son modalidades laborales que le permiten a los trabajadores desarrollar sus tareas en cualquier lugar del mundo y en cualquier momento, algunos respetando horarios prestablecidos y otros trabajando por objetivos, a través de conexiones de internet y celular. 

Lo que comenzó como una tendencia y un beneficio limitado a pocas empresas –especialmente aquellas del rubro digital- ya ha adquirido estatus de movimiento laboral completo: según Forbes, el 50% de la fuerza de trabajo de Estados Unidos pronto será remota. Por su parte, del otro lado del charco, los nómadas digitales de Europa crecieron del 7,7% al 9,8% en la última década (y falta ver cómo la pandemia influirá en las cifras finales). Permitir a los empleados trabajar donde y cuando quieran hoy atraviesa a todo tipo de industrias y empresas, desde las más pequeñas hasta las más grandes e incluso tradicionales. 

Hoy, apuntaladas por la pandemia, muchas de las grandes empresas del mundo ofrecen trabajo remoto total, medio o parcial. Sin embargo, hay que hacer una salvedad fundamental: trabajar de forma remota no significa necesariamente trabajar desde casa, sino que se refiere a todas las veces que un empleado trabaja fuera de la oficina, ya sea en un café, un coworking, o incluso en otra ciudad o hasta otro país. Básicamente, se trata de todo trabajador que no está físicamente en la oficina (o que lo está unos pocos días a la semana o al mes), pero se conecta con su trabajo a través de internet y conexiones móviles.

A continuación, un listado de las principales ventajas que plantea este tipo de trabajo para los empleadores y para los nómades digitales.

Ventajas para las empresas:

  1. El trabajo remoto vuelve a las empresas más atractivas

En la actualidad, especialmente en los rubros vinculados a la tecnología, las fintech, programación y creatividad, los profesionales buscan cada vez más trabajos flexibles que les permitan viajar y manejar sus propias horas. Esta modalidad se viene extendiendo consistentemente, sobre todo entre las nuevas generaciones de trabajadores, por lo que ofrecer esta alternativa puede hacer a las empresas más atractivas a la hora de captar talento, sumado a la posibilidad de contratar a personas de cualquier lugar del mundo.

  1. Aumento de la productividad y creatividad

Una de las principales ventajas de trabajar con nómadas digitales es el aumento de la creatividad y la productividad. Esto viene de la mano de la libertad y los estímulos nuevos que plantea esta forma de trabajo, en la que los trabajadores pueden cambiar su entorno de trabajo todos los días y disfrutar de lugares diferentes. Estos cambios no sólo fomentan la creatividad, sino que además aumentan la motivación. Además, saber que apenas terminen de trabajar pueden disponer de su tiempo libre, sin perder tiempo en traslados, hace que la relación con el trabajo sea menos tediosa y más motivadora.

  1. Los nómadas digitales ahorran dinero a las empresas 

La ecuación es bastante sencilla: menos personas trabajando en un espacio físico significa que los costos de oficina (con todo lo que eso implica en gastos en servicios, mantenimiento, amenities, etc.) se reducen. Según un estudio de Stanford sobre los trabajadores remotos, las empresas participantes ahorraron casi US $2000 por empleado en el alquiler de espacio de oficina. Si a eso le sumamos el “abandono” de las oficinas causado por la pandemia –y la imprevisibilidad sobre la vuelta definitiva-, estamos ante un buen negocio. 

Las ventajas para los nómadas digitales:

  1. Mayor autonomía

Lo primero que debemos destacar es que el trabajo nómada le permite al trabajador muchísima autonomía. Durante las jornadas de trabajo desde casa –o desde donde elijan trabajar- la productividad puede incrementar, ya que hay menos distracciones y aburrimiento, y además se pueden establecer horarios propios adaptados a los gustos y necesidades de cada uno. ¿Funcionás mejor de noche? ¿Estás más inspirado a la mañana? ¿Preferís trabajar menos horas pero más intensivo? El trabajo “nómada” permite todo esto.

  1. Mayor libertad

Muchos CEOs o jefes le tienen miedo al trabajo remoto, ya que piensan que esa libertad puede resultar en trabajadores menos comprometidos o que trabajan menos. Pero para quienes eligen el trabajo digital remoto se da lo contrario: estas libertades los ayudan a mantenerse conformes y comprometidos, logrando un mayor equilibrio entre su vida profesional y personal. 

  1. El trabajo remoto fomenta el bienestar de los empleados

No tener que trasladarse a diario ni almorzar a las corridas, y poder pasar más tiempo con familia y amigos son algunos de los factores que hacen que el trabajo remoto tenga un impacto positivo en la salud y el bienestar de los empleados, ya que se reduce el estrés y los contagios de enfermedades intra-oficina. Sin embargo, esto no es luz verde para que los empleadores omitan los planes de bienestar y seguridad social para sus empleados: la inclusión en los programas empresariales de bienestar, como acceso al gimnasio, es igual de importante para los que tienen un trabajo flexible.

Open chat